Esta tarta de queso es sedosa, suave y con el dulzor justo. Si adoras la textura del requesón tanto como yo esta tarta te encantará. El caramelizado es una pasada, delicioso.

Te cuento un poco sobre los ingredientes:

El requesón, llamado en algunos países de América del Sur ricota1​ (del italiano ricotta, y éste del latín recocta, ‘recocida’), es un queso obtenido de un segundo procesamiento del suero lácteo producido como derivado en la elaboración de quesos de pasta blanda. De color blanco, sabor suave y textura blanda y granulosa, es un elemento crucial en la cocina italiana y se emplea para postres y platos salados por igual; es uno de los rellenos tradicionales para la pasta.

El mascarpone. Es un queso cremoso, consistente, de color blanco-amarillento muy claro, con sabor dulce y altamente calórico. Aunque técnicamente hablando, el Mascarpone no es un queso, sino el resultado de añadir un cultivo de bacterias a la nata extraída de la leche que se usa en la fabricación del parmesano. Sin embargo, suele ser descrito como queso de cuajada, aunque se elabora de forma muy parecida al yogur. Después de agregar el cultivo de bacterias a la nata, se calienta suavemente, luego se deja que madure y espese. Es un producto muy delicado que debe ser consumido fresco porque se pone rancio rápidamente. Muy utilizado para el tiramisú (postre típico de la cocina italiana) y para acompañar el panetone. Puesto que no es un queso producido con cuajo, es muy usado en la cocina vegetariana.

Fuente: Wikipedia

Esta tarta además es super fácil de hacer, te animo a que la hagas y me cuentes.

Para celebrar la vida

Tarta de queso. Mascarpone y requesón

repostería, chocolate, dificultad baja.

Tiempo de Prep

10 min

Tiempo cocinado

35 min

Tiempo total

aprox 45h

Ingredientes (molde desmoldable de 20cm)

  • 50 gr de mantequilla en pomada.
  • 160 gr de azucar.
  • 4 huevos.
  • 250 gr de queso mascarpone (una terrina).
  • 200 gr de requesón.
  • 100 gr de nata fresca o creme fraiche o nata para cocinar.
  • Ralladura de limón al gusto.
  • 20 gr de harina de trigo o maizena.
  • Pizca de sal.

Preparación

Es muy recomendable tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, por lo que sácalos unas horas antes.

⏰ Precalienta el horno a 200° arriba y abajo

  1. Pon en un bol amplio los huevos y el azucar. Con unas varillas manuales o eléctricas bate hasta que blanqueen y aumenten de volumen.
  2. Añade la mantequilla y bate de nuevo hasta que se integre.
  3. Añade el queso mascarpone, el requesón, la nata fresca la ralladura de limón y la pizca de sal y bate hasta que esté bien integrado. No importa si se ve la textura del requesón.
  4. Añade la harina tamizándola con un colador e intégrala bien en la mezcla.
  5. Coge un papel de horno, arrúgalo hasta hacer una bola, extiende de nuevo y mételo en el molde tratando que llegue a todos los rincones, dobla los bordes hacia afuera y si sobra mucho recórtalos.
  6. Vuelca la mezcla que llegará bastante arriba del molde, tranqui, no se saldrá.
  7. Metemos la tarta durante 15 min a 200°, pasados estos bajamos a 180° durante 35 min.
    Los últimos 10 min ponemos a 180° pero con aire para que se dore y caramelice la superficie, para mi lo es todo.
  8. Cuando la saques estará muy blanda, si la meneas un poco parece un flan. Tienes que dejarla enfriar en el molde completamente, lo ideal es que pase la noche en el frigo o en un lugar bien fresquito.

Desmolda la tarta y puedes dejar el papel porque hace bonito o ir rompiéndolo para quitarlo

Solo queda disfrutar de su maravillosa textura, suave, con la textura del requesón, nada empalagosa y acaramelada por la corteza.

 

 

 

Receta 2views557 veces vista
Print Friendly, PDF & Email

Related Post