Tarta de queso. Mascarpone y requesón

Esta tarta de queso es sedosa, suave y con el dulzor justo. Si adoras la textura del requesón tanto como yo esta tarta te encantará. El caramelizado es una pasada, delicioso. Te cuento un poco sobre los ingredientes: El requesón, llamado en algunos países de América del Sur ricota1​ (del italiano ricotta, y éste del latín recocta, ‘recocida’), es un queso obtenido de un segundo procesamiento del suero lácteo producido como derivado en la elaboración de quesos de pasta blanda. De color blanco, sabor suave y textura blanda y granulosa, es un elemento crucial en la cocina italiana y se emplea para postres y platos salados por igual; es uno de los rellenos tradicionales para la pasta. El mascarpone. Es un queso cremoso, consistente, de color blanco-amarillento muy claro, con sabor dulce y altamente calórico. Aunque técnicamente hablando, el Mascarpone no es un queso, sino el resultado de añadir un cultivo de bacterias a la nata extraída de la leche que se usa en la fabricación del parmesano. Sin embargo, suele ser descrito como queso de cuajada, aunque se elabora de forma muy parecida al yogur. Después de agregar el cultivo de bacterias a la nata, se calienta suavemente, luego se deja que madure y espese. Es un producto muy delicado que debe ser consumido fresco porque se pone rancio rápidamente. Muy utilizado para el tiramisú (postre típico de la cocina italiana) y para acompañar el panetone. Puesto que no es un queso producido con cuajo, es muy usado en la cocina vegetariana. Fuente: Wikipedia Esta tarta además es super fácil de hacer, te animo a que la hagas y me cuentes.

Para celebrar la vida

Tarta de queso. Mascarpone y requesón

repostería, chocolate, dificultad baja.

Tiempo de Prep

10 min

Tiempo cocinado

35 min

Tiempo total

aprox 45h

Ingredientes (molde desmoldable de 20cm)

  • 50 gr de mantequilla en pomada.
  • 160 gr de azucar.
  • 4 huevos.
  • 250 gr de queso mascarpone (una terrina).
  • 200 gr de requesón.
  • 100 gr de nata fresca o creme fraiche o nata para cocinar.
  • Ralladura de limón al gusto.
  • 20 gr de harina de trigo o maizena.
  • Pizca de sal.

Preparación

Es muy recomendable tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, por lo que sácalos unas horas antes. ⏰ Precalienta el horno a 200° arriba y abajo
  1. Pon en un bol amplio los huevos y el azucar. Con unas varillas manuales o eléctricas bate hasta que blanqueen y aumenten de volumen.
  2. Añade la mantequilla y bate de nuevo hasta que se integre.
  3. Añade el queso mascarpone, el requesón, la nata fresca la ralladura de limón y la pizca de sal y bate hasta que esté bien integrado. No importa si se ve la textura del requesón.
  4. Añade la harina tamizándola con un colador e intégrala bien en la mezcla.
  5. Coge un papel de horno, arrúgalo hasta hacer una bola, extiende de nuevo y mételo en el molde tratando que llegue a todos los rincones, dobla los bordes hacia afuera y si sobra mucho recórtalos.
  6. Vuelca la mezcla que llegará bastante arriba del molde, tranqui, no se saldrá.
  7. Metemos la tarta durante 15 min a 200°, pasados estos bajamos a 180° durante 35 min. Los últimos 10 min ponemos a 180° pero con aire para que se dore y caramelice la superficie, para mi lo es todo.
  8. Cuando la saques estará muy blanda, si la meneas un poco parece un flan. Tienes que dejarla enfriar en el molde completamente, lo ideal es que pase la noche en el frigo o en un lugar bien fresquito.
Desmolda la tarta y puedes dejar el papel porque hace bonito o ir rompiéndolo para quitarlo Solo queda disfrutar de su maravillosa textura, suave, con la textura del requesón, nada empalagosa y acaramelada por la corteza.      
Receta 605 veces vista

Petit suis casero

Todos hemos comido petis, como yo les llamo. Los de toda la vida pecan de llevar saborizantes, en vez de fruta de verdad.

Yo no soy ninguna experta en cuajar lacteos, pero con el reto de Esther de Cocinando Sabores me he lanzado a la piscina. Yo hacía con mi madre los tipicos yogures en la yogurtera. Con un yogur, sacabas 6-8 yogures, la verdad es que no se que tenían que sabían deliciosos.

Pues buscando una receta apetecible de Petit suis ante mi ignorancia sobre el tema vi de todo. La verdad es que no me decidía. Laura de http://www.ofood.es/blog/ puso en sus stories de instagram como hacer los Petit suis con fermentos mesófilos. Y piensas… ¿meso que? ¿petis de verdad? Yo me quedé en plan, pues entonces todo lo que he leído eran apaños 😂
Veamos que es eso de las bacterias Mesófilas para hacer queso.

FICHA TÉCNICA:
Bacterias Mesófilas: que se desarrollan a temperaturas entre 31 y 38 ºC. Este es el tipo de fermentos más usado a nivel mundial.
Son fermentos que proliferan a temperaturas medias, que no debe superar nunca los 38 grados. Son los más usados y entre los quesos que los usan están el camembert, el brie, el manchego, el chedar, queso de cabra, roquefort, queso feta, havarty, gouda y muchos quesos frescos. También se puede utilizar para hacer nata agria.

Pues después de ver a Laura preparar la base del Petit suis me dió tanta curiosidad por saber como sabría de verdad que entré en la web que nos recomendó y compré por poco 5,50€ los fermentos y alguna cosilla mas porque es una tienda muy chula.
Os dejo aquí el enlace: comprar fermentos mesófilos.

Poner en tarros pequeños

Petit suis casero

lacteos, fermentados, dificultad técnica.

Tiempo de Prep

10 min

Tiempo cocinado

24-36 horas

Tiempo total

2 días

Ingredientes y material necesario:

  • 1 o 2 litros de leche entera FRESCA, de la mejor calidad que te puedas permitir.
  • 1 sobre de fermentos mesófilos.
  • 1 termómetro de precisión eléctrico.
  • 1 olla o termo en caso de tenerlo.
  • 1 manta calentita.
  • Una manta eléctrica si en tu casa hace frío.
  • 1 muselina o gasa grande.
  • 1 colador grandote o similar.

Preparación

  1.  Poner un poco de leche en un bol pequeño y el resto en una olla.
  2. Vacía la bolsa de fermento en el bol con leche y remueve bien para disolverlo. Viértelo en la olla grande.
  3. Poner el termómetro en la leche.
  4. Calienta la leche despacio hasta llegar entre 31-38°, remueve constantemente para ir unificando el calor.
  5. Estamos activando las bacterias, remueve unos minutos a la temperatura correcta.
  6. Busca un lugar cálido de la casa y envuelve con una manta.
  7. El tiempo de fermentación es largo. Yolo tuve 36 horas. Como no había cuajado lo puse de nuevo a 34° y le coloqué por debajo una manta electrica y lo envolví en la manta de nuevo mientras controlaba la temperatura. Después de una par de horas ya había cuajado. Me dí un pequeño susto pero lo que necesitaba era volver a alcanzar la temperatura provocar la fermentación.
    Para la próxima vez haré este procedimiento un par de veces durante las primeras 24h a ver si así cuaja antes. Al no tener un sitio con temperatura constante lo que nos queda es la experimentación casera.

Preparación (una vez fermentado)

  1. La textura que tienes que conseguir es de un yogur algo líquido. Este es el momento de guardar un poco en un tupper (unos 60 gr) para hacer queso mas veces. Guárdalo en la nevera y con eso puedes repetir el proceso.
  2. Ahora como se haría con cualquier queso hay que quitar el suero, para ello necesitas la muselina o gasa grande.
  3. Colócala encima del colador o cazuela con agujeros, que sobresalga, dentro vas a verter la leche fermentada.
    Poco a poco se irá filtrando el suero.
    El proceso es lento, puede tardar de 3 a 5 horas, vete despegando con una cuchara de la muselina o gasa para siga filtrando.
  4. Poco a poco irás viendo como vas consiguiendo la textura del típico Petit suis. Pruébalo, es delicioso así tal cual.
  5. Pásalo a un bol o tupper si no tienes listo aún la fruta en forma de coulís.
  6. Para hacer de sabores el petit, mezcla con unas varillas con coulis de frutas. Si no sabes como hacerlo te lo cuento aquí.

Importante

El Petit suis se come en porciones pequeñas, ya que es un queso denso y sedoso similar al de untar. Al estar hecho con leche entera es calórico por lo que con una pequeña cantidad es mas que suficiente para quedar saciado.

MUY MUY IMPORTANTE:
No tires el suero que has sacado, con él haremos un riquísimo requesón. En cuanto lo tenga listo subo la receta, porque aquí no se tira nada. Y el requesón es de las cosas mas deliciosas que he comido.

 

Receta 465 veces vista