Tarta de chocolate sedosa sin horno #foodporn

Si a veces sueñas con comerte una mousse sedosa y aterciopelada, entonces, esta es tu receta. Esta es de las que llevan indudablemente el hashtag #foodporn porque cuando te la comes deseas que no se acabe nunca.

Esta tarta de chocolate no dejará indiferente a nadie, es de las que no se olvidan. Sirve para celebrar a bombo y platillo pero no para martener la linea, porque es una bomba calórica. Por eso, es mejor comerte un trocito y compartir el resto. Ah! Y esta maravilla es sin gluten, para ello solo tienes que poner en la base unas galletas que sean aptas para celíacos.

Esta tarta sin horno y sin gluten (facilmente) es toda una experiencia sensorial, ¿te lo vas a perder?

Esta receta me la ha enseñado Anna Olson, una repostera Canadiense que tiene un libro de recetas maravilloso. Yo la he adaptado a mi gusto de dulzor y he cambiado la base de la tarta para que fuera integramente una receta sin necesidad de horno.

Para un cumpleaños o celebración

Tarta de chocolate sedosa

repostería, chocolate, dificultad media.

Tiempo de Prep

20 min

Tiempo cocinado

30-35 min

Tiempo total

aprox 1h

Ingredientes (molde desmoldable de 24cm)

 

BASE:
  • 2 paquetes de galletas Oreo o similar de 145 gr (necesitas 21 galletas)
  • 70 gr de mantequilla en pomada o líquida
RELLENO:
  • 3 huevos
  • 80 gr de azucar
  • 30 ml (o dos cucharadas) de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 360 gr de chocolate de postres, picado.
  • 75 gr de mantequilla sin sal en pomada
  • 230 gr de nata para montar
  • Virutas del chocolate anterior para decorar

Preparación

Base oreo tarta:

  1. Recorta papel de hornear del tamaño de la base del molde.
  2. Separa las galletas oreo y quítales el relleno.
  3. Tritura las galletas en un robot de cocina o metíendolas en una bolsa y golpeandolas hasta que queden bien desmigadas
  4. Pon las migas en un bol y añade la mantequilla, mezcla bien y vuelca sobre el molde con la base de papel de hornear. Reparte por los bordes y vete presionando para que coja la forma, una buena ayuda es una lengua de silicona. Intenta dejarlo lo mas uniforme posible por todo el molde y la base. Mete en la nevera para que se enfríe la mantequilla y mantenga así la forma una vez pongas el relleno.
  5. Si crees que te has quedado corto de cantidad por la forma de tu molde puedes triturar mas y poner un poco de mantequilla y añadirlo.

Relleno:

Para esta tarta vas a necesitar: un cazo, unas barillas (mejor si son eléctricas), un bol grande para baño maría (cristal o metal) y otro mas para montar nata.

  1. Pica el chocolate con un cuchillo y reserva.
  2. En un cazo pon un par de dedos de agua y lleva a hervor. Encima y sin que toque el agua pon el bol grande resistente al calor.
  3. Pon en el bol del baño maría: el azucar, la sal, el agua y los huevos.
  4. Con la barillas bate los ingredientes hasta que dupliquen tamaño y puedas coger un poco con una cuchara y escribir encima.
  5. Una vez estén montadas quita del fuego y añade el chocolate picado. Remueve con movimientos envolventes para que se deshaga. Una vez derretido deja enfriar unos 20 minutos.
  6. Añade a la mezcla la mantequilla y remueve hasta que se haya fundido.
  7. En un bol a parte y con las barillas bien limpias monta la nata con la vainilla a medio punto (de eso dependerá la sedolidad de la tarta).
  8. Añade la nata a la mezcla chocolateada de dos veces, con movimientos envolventes para que pierda el menor aire posible. Una vez todo bien mezclado saca de la nevera la base y añada esta mezcla con cuidado con una lengua de silicona.
  9. Refrigera la tarta la menos [2 horas] antes de poner por encima las virutas de chocolate, que harás con un pelador de verduras y el canto de una onza de chocolate sobre la tarta.

La tarta aguanta 4 días en la nevera sin problema

 

 

Receta 226 veces vista

Petit suis casero

Todos hemos comido petis, como yo les llamo. Los de toda la vida pecan de llevar saborizantes, en vez de fruta de verdad.

Yo no soy ninguna experta en cuajar lacteos, pero con el reto de Esther de Cocinando Sabores me he lanzado a la piscina. Yo hacía con mi madre los tipicos yogures en la yogurtera. Con un yogur, sacabas 6-8 yogures, la verdad es que no se que tenían que sabían deliciosos.

Pues buscando una receta apetecible de Petit suis ante mi ignorancia sobre el tema vi de todo. La verdad es que no me decidía. Laura de http://www.ofood.es/blog/ puso en sus stories de instagram como hacer los Petit suis con fermentos mesófilos. Y piensas… ¿meso que? ¿petis de verdad? Yo me quedé en plan, pues entonces todo lo que he leído eran apaños 😂
Veamos que es eso de las bacterias Mesófilas para hacer queso.

FICHA TÉCNICA:
Bacterias Mesófilas: que se desarrollan a temperaturas entre 31 y 38 ºC. Este es el tipo de fermentos más usado a nivel mundial.
Son fermentos que proliferan a temperaturas medias, que no debe superar nunca los 38 grados. Son los más usados y entre los quesos que los usan están el camembert, el brie, el manchego, el chedar, queso de cabra, roquefort, queso feta, havarty, gouda y muchos quesos frescos. También se puede utilizar para hacer nata agria.

Pues después de ver a Laura preparar la base del Petit suis me dió tanta curiosidad por saber como sabría de verdad que entré en la web que nos recomendó y compré por poco 5,50€ los fermentos y alguna cosilla mas porque es una tienda muy chula.
Os dejo aquí el enlace: comprar fermentos mesófilos.

Poner en tarros pequeños

Petit suis casero

lacteos, fermentados, dificultad técnica.

Tiempo de Prep

10 min

Tiempo cocinado

24-36 horas

Tiempo total

2 días

Ingredientes y material necesario:

  • 1 o 2 litros de leche entera FRESCA, de la mejor calidad que te puedas permitir.
  • 1 sobre de fermentos mesófilos.
  • 1 termómetro de precisión eléctrico.
  • 1 olla o termo en caso de tenerlo.
  • 1 manta calentita.
  • Una manta eléctrica si en tu casa hace frío.
  • 1 muselina o gasa grande.
  • 1 colador grandote o similar.

Preparación

  1.  Poner un poco de leche en un bol pequeño y el resto en una olla.
  2. Vacía la bolsa de fermento en el bol con leche y remueve bien para disolverlo. Viértelo en la olla grande.
  3. Poner el termómetro en la leche.
  4. Calienta la leche despacio hasta llegar entre 31-38°, remueve constantemente para ir unificando el calor.
  5. Estamos activando las bacterias, remueve unos minutos a la temperatura correcta.
  6. Busca un lugar cálido de la casa y envuelve con una manta.
  7. El tiempo de fermentación es largo. Yolo tuve 36 horas. Como no había cuajado lo puse de nuevo a 34° y le coloqué por debajo una manta electrica y lo envolví en la manta de nuevo mientras controlaba la temperatura. Después de una par de horas ya había cuajado. Me dí un pequeño susto pero lo que necesitaba era volver a alcanzar la temperatura provocar la fermentación.
    Para la próxima vez haré este procedimiento un par de veces durante las primeras 24h a ver si así cuaja antes. Al no tener un sitio con temperatura constante lo que nos queda es la experimentación casera.

Preparación (una vez fermentado)

  1. La textura que tienes que conseguir es de un yogur algo líquido. Este es el momento de guardar un poco en un tupper (unos 60 gr) para hacer queso mas veces. Guárdalo en la nevera y con eso puedes repetir el proceso.
  2. Ahora como se haría con cualquier queso hay que quitar el suero, para ello necesitas la muselina o gasa grande.
  3. Colócala encima del colador o cazuela con agujeros, que sobresalga, dentro vas a verter la leche fermentada.
    Poco a poco se irá filtrando el suero.
    El proceso es lento, puede tardar de 3 a 5 horas, vete despegando con una cuchara de la muselina o gasa para siga filtrando.
  4. Poco a poco irás viendo como vas consiguiendo la textura del típico Petit suis. Pruébalo, es delicioso así tal cual.
  5. Pásalo a un bol o tupper si no tienes listo aún la fruta en forma de coulís.
  6. Para hacer de sabores el petit, mezcla con unas varillas con coulis de frutas. Si no sabes como hacerlo te lo cuento aquí.

Importante

El Petit suis se come en porciones pequeñas, ya que es un queso denso y sedoso similar al de untar. Al estar hecho con leche entera es calórico por lo que con una pequeña cantidad es mas que suficiente para quedar saciado.

MUY MUY IMPORTANTE:
No tires el suero que has sacado, con él haremos un riquísimo requesón. En cuanto lo tenga listo subo la receta, porque aquí no se tira nada. Y el requesón es de las cosas mas deliciosas que he comido.

 

Receta 419 veces vista

Revuelto de Acelgas

Esta receta es de mi madre. Personalmente me parece la forma mas rica de comer acelgas. Es dulce gracias a la cebolla caramelizada, sedosa gracias al huevo, cremosa gracias a la patata y la acelga me parece que encaja a la perfección.

Cuando vivía en un pueblecito de Ávila planté acelgas en una maceta del balcón. Salieron una hojas gigantes, en forma de ramo de flores, cuando corté mis primeras dos enormes hojas me hizo muchísima ilusión. Con ellas hice una receta que me encanta y que pronto os contaré.

Lo que no me gusta cuando compro un ramillete de acelgas es que siempre son un montón. ¿Y que hago con tanto? Pero con un poco de ingenio las haces desaparecer en platos en los que se disfrutan y la familia no te pone caras de otra vez acelgas ¿en serio?

Aquí va una receta triunfadora, espero que os encante tanto como a mi

Para dos personas

Revuelto de acelgas

revuelto, fácil, rápido.

Tiempo de Prep

30 min

Tiempo cocinado

30 min

Tiempo total

60 min

Ingredientes

  • Una hoja de acelga o dos según tamaño
  • 1 patata mediana-grande
  • 1 trozo de cebolleta o cebolla
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

  1. Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar a fuego bajo para que caramelice.
  2. Por otro lado pela la patata y córtala como si fuera para tortilla de patata, la idea es conseguir la misma textura. Ponla a freír a fuego no muy alto, las queremos blanditas pero no crujientes.
  3. Las acelgas las vamos a cocer. Bueno, la parte verde la escaldaremos y la blanca (o penca) la coceremos.
    Para esta receta puedes usar la acelga entera o lo que te apetezca. A mi me gusta mas usar la parte verde.
    Las pencas rellenas y rebozadas están muy buenas.
    Limpia las pencas, si no sabes hacerlo busca un video de youtube. Pon a cocer las pencas unos 20 min hasta que estén blanditas. Después puedes usarlas o guardarlas para otra receta.
    La parte verde se hace en unos minutos, la escaldamos unos 3-4 min para que no pierda el verde ni sus vitaminas. Saca y reserva.
  4. Una vez que tengas todo listo vamos a terminar la receta.
    Bate los huevos como para tortilla. Nos van a servir para unir todos los ingredientes y dejar una textura suave.
  5. Pon en la sartén no muy caliente la patata, la cebolla y la acelga y dales una vueltas para mezclarlo. Rectifica de sal si estuviera soso. Añade el huevo y vete removiendo como si hicieras huevos revueltos, no queremos que quede muy seco o cuajado, por eso no hay que poner el fuego muy alto.
    Cuando lo tengas a tu gusto ya lo puedes servir.
Receta 108 veces vista

Ensalada de remolacha

Esta ensalada de remolacha roja cocida de color verde y rojo la hacemos desde hace muchos años, creo que la probamos un día en un restaurante y nos pareció genial.
Se hace en un periquete y siempre necesitas pan para rebañar el fondo (por lo menos yo si).

Aquí os dejo la receta que es fácil fácil, pelo la combinación de ingredientes es perfecta y deliciosa. Di hola al mundo de la ensalada feliz.

Para acompañar

Ensalada de remolacha

ensalada, acompañamiento, fácil y rápida.

Tiempo de Prep

10 min

Tiempo cocinado

0 min

Tiempo total

10 min

Ingredientes

  • Unas hojas de lechuga Romana para dos
  • 1 remolacha o media de las que vienen cocidas embolsadas. Si la tienes asada también vale.
  • 1 trocito pequeño de cebolleta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco, de manzana o zumo de limón. Lo que prefieras
  • Sal

Preparación

  1. Coge un rallador de grosor medio, con uno fino se hará una papilla. Y ralla la remolacha en un bol.
  2. Corta la cebolleta en una juliana muy fina, lo mas que sepas hacerlo.
  3. Corta la lechuga de mas o menos medio cm de grosor, de esta manera se mezclará mejor con la remolacha.
  4. Para el aliño, pon 1 de vinagre o limón y el doble de aove, de sal una pizca, siempre es mejor rectificar. Mezcla en un bol con una cuchara o tenedor con energía hasta que se mezclen y coja algo de densidad. De esta manera el aliño que pega a los ingredientes y no se queda en el fondo.
  5. Aliña la remolacha y añade a la lechuga. Yo suelo mezclarla ya en la mesa ☺️Esta ensalada es crujiente, melosa, dulce, ácida y llena de energía. Queda genial si te apetece poner nueces o un queso tipo feta o curado. Genial para acompañar cualquier plato.Si te las quieres llevar pon abajo la remolacha con la cebolleta y encima la lechuga.
Receta 116 veces vista

Escalivada

Es eso tan chulo que hacen con la verdura por toda la costa del Mediterraneo.
Tan chulo porque se hace al fuego 🔥 y bien cerquita, para que se queme la piel y le de ese toque tan especial ahumado.
A falta de unas brasas en mi cocina os cuento unos trucos para asar unas verduras de una manera rápida y exquisita.

 

¿Y CÓMO ME COMO ESTO?

Estas verduras dan mucho juego y es que sirven para todo. Puedes comerlas solas con pan. Para acompañara unos quesos o un embutido. Para acompañar un huevo frito o escalfado. Para poner encima de masa de pizza y hacer unas cocas exquisitas. Para hacerte un bocadillo con lomo o queso. Para acompañar un pescado fresco o en lata. Y así podría estar hasta mañana, estas verduras te arreglan el día, dicho queda.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Para 2 personas

Escalivada

Verduras, acompañamiento, rápido.

Tiempo de Prep

15 min

Tiempo cocinado

60 min

Tiempo total

1h 15 min

Ingredientes

  • Pimientacos verde y rojo (de los de asar)
  • Una cebolla, si es dulce mejor (no cebolleta)
  • Sal
  • Aove

Preparación

  1. Lavar los pimientos, sin secar ni nada riega con aceite de oliva y rocía sal por todos los costados.
    La cebolla, quita solo las raíces, sin quitar lo duro de la base ni la piel marrón. Parte la cebolla en 4 gajos como los de una naranja. La cebolla tendrá sujeción por la parte de la raíz y no se despegarán las capas.
  2. Horno (~40-60 min):
    Meter al horno precalentado a 180° mas o menos 20 min por cada cara del pimiento, esto puede variar de unos pimientos a otros por su grosor, lo importante es que la piel coja un color negruzco, pero no calcinado.
    Cuando los pimientos hayan cedido y la piel este toda bien cocinada las cebollas también se habrán cocinad

Un truco para que toda la piel se quite fácilmente es tapar la bandeja donde hayas asado para que haga vapor con el calor restante, la piel saldrá sola.
Cuando enfríen un poco (no es necesario quemarse)! retira la piel y las semillas.
De la cebolla retira la piel marrón y la primera capa que siempre es mas dura.

Guarda en un tupper en la nevera, dura muchos días, puedes comerte un poquito cada día.

 

Receta 59 veces vista

Tabulé

Es un ensalada de verduras y cuscus que se prepara al norte de África; Marruecos y Argelia. Es deliciosa en verano porque tiene un toque refrescante de limón y hierbabuena, se come fría.

¿Y CÓMO ME COMO ESTO?

Sirve como primer plato o para acompañar una carne o un pescado

Para servirlo mas mono coge un molde y aprieta ligeramente, conserva muy bien la forma.

Guardar

Guardar

Guarda

GuardGuardar

Guardar

Para 2 personas

Tabulé

ensalada, acompañamiento, rápido

Tiempo de Prep

20 min

Tiempo cocinado

5 min

Tiempo total

25 min

Ingredientes

  • 100gr. sémola de cuscús
  • 1 pimiento verde
  • 1 un pepino
  • 1 tomate maduro grande
  • 1 o 1/2 diente de ajo
  • 1/2 cebolleta
  • Aceite de oliva virgen al gusto
  • Sal
  • Pimienta
  • Zumo colado de 1/2 limon
  • 1 ramillete de hierbabuena
  • 1 ramillete de perejil (opcional)

Preparacion

  1. Prepara el cuscús según las instrucciones de la marca que compres.
    Yo le pongo sal y un chorrito de aove además del agua.
  2. Pica todos los ingredientes de un tamaño medio tirando a pequeño.
    Para que no quede demasiado aguado yo quito el centro del pepino, donde están las semillas, una manera fácil es partirlo por la mitad y quitarlo con una cuchara.
    Tambíen quito el cabiar del tomate, que aporta mucha agua, los puedes guardar para otra preparación o una ensalada.
  3. Mezclar todos los ingredientes y aliñar con el aove, el limon, la sal y la hierbabuena picada finamente.